29 de mayo de 2008

Blushish

Es terrible terrible que mi mamá quiera decidir que hacer o que no hacer con mi vestido, estoy emocionada porque por primera vez me harán un vestido que me quede a la perfection, hecho a mi medidad y no habrá un segundo ejemplar. Pero el problema es (como en casi en todas las historias hay una mala del cuento, aqui le toco a mi mama serlo) que a mi mamá le parecen demasiado raros mis gustos y que si es rosa porque es muy rosa o que si es verde porque es muy verde, el caso es que tendre un maravilloso vestido negro con colores metalicos (rosa, morado) y detallitos muy femeninos. Y ya debo de dejar atrás todos esos comentarios de parte de la gente que no le gusta mi estilo.
Mi graduación será un lindo momento, con el vestido perfecto y las personas perfectas. Solamente me faltará una persona, de las más importantes, pero estará acompañándome y llorando de la felicidad desde allá arriba. (suspiro enorme)
Finalmente todo se va acomodando, pero tengo que proseguir con el discurso de graduación sino lo mas probable es que termine haciendo algo al aventón. Ah y tengo que terminar de checar mi ensayo y enviarlo. Son muchas cosas pero en fin, todo se acomoda.

1 comentario:

dabi dijo...

aqui estuve yo...
es que se siente feo
pensar que nadie lee o que escribes ¬¬