29 de diciembre de 2009

Una cama y tantas vidas.




A veces uno piensa en las hojas en blanco y otras tantas en las sábanas. Cuantas historias, no? Cuántas vidas. A veces. Siento que en esta cama hay hogar pero también ideas. Tengo hambre y curiosidad, porque quiero devorarme el libro y no dejar de disfrutar el mágico olor de las revistas.
Nadie aquí piensa en escarabajos, solo un par de fotografías para no dejar de pensar en eso llamado futuro.
Por cierto, ya es momento de empezar el siguiente diario. Uno de recordar sueños y pensar en todo eso. Tengo hambre.

Sucede que...


No he soñado con unicornios.
Probablemente sea eso lo que pasa... estoy desconcentrada. Dispersa como el alma.
Mandarina helada en polvo.

En fin. Espero que mañana o pasado o destrabarme. ¿Alguna vez te ha pasado que un libro te estanca? No me refiero a algo filosófico, sino literal: te quedas ahí en medio de la nada (¿no que no era filosófico el asunto?) y no puedes leer porque te pesa todo, más bien es algo así como. No, ya resolví mi duda. Mejor luego regreso a él para seguir con las lecturas planeadas.

Tengo varias cosas que contar ahora que lo pienso. Muchas.
Ya quiero soñarlos.

19 de diciembre de 2009

My beloved sister.

Ella es mi orgullo, a veces no sé nada de ella, ni ella nada de mi.
Pero sabemos que estamos y que no nos abandonamos.
Mi hermana es la mejor.

Une femme est une famme.

Un día ella se topa con la película, sin saber los efectos que ésta traerá.
Sin saberlo...
Y después, se volvió a topar con Belmondo.

(Raras coincidencias, y no precisamente neoyorquinas)

17 de diciembre de 2009

En una cafetería y también aquí.


Cuantas gotas se cuentan al revés? Veinticinco minutos y las violetas están viviendo en la banqueta. A veces las olas se estacionan en los rincones más oscuros de tu cuerpo; donde no encuentro sosiego donde a veces quisiera devorarte. Existen noches y bodas... Por qué bodas?
Para darle un poco más de dulzura al verso que habla de poetas y de mares, que mastican y terminan endulzando su café con Splenda porque el Canderel le dio cancer a las rocas.

Desde mi almohada.


Vamos saltando de mi cama a mi otro mi. Aquí extraño esa manera tan tuya de acercarte cuando necesito espacio. A este mi hogar sólo le haces falta tú. El mundo, mi antiguo mundo esta en las horas de los relojes latentes de los insomnes, los emocionados; nosotros: los enamorados.

14 de diciembre de 2009

Oh my jelly bean.


Las cosas que se aprenden después de una semana de exámenes:

- Nunca agarrar la súper fiesta un día antes de entregar un trabajo final (la cruda DEVORA)
-Arriesgarse a aprender a estudiar con tu novio (si lo logras ya estás dentro) (yo lo logré).
-Conocer la biblioteca a las altas horas de la madrugada, a veces los personajes salen de los libros.
-Vivir de noche hasta que tu energía te lo permita, cuando esta se acabe detenerse totalmente y dormir.
-Intentar conservar tu individualidad hasta que no seas agresiva con los demás por tu nivel de estrés.
-Siempre buscar opciones de distracción parcial (dícese de actividades que no te distraigan TOTALmente, como una plática breve o un café a solas).
-Utilizar red bull cuando creas que definitivamente no habrá una opción diferente para sobrevivir.
-Conocer tumblr's con imágenes y frases inspiradoras.
-Google reader as a phrasal verb.
-Soñar antes que todo, después de todo.

Reír porque todo terminó.
(9.6 de promedio, estás oficialmente en cuarto semestre)

13 de diciembre de 2009

His name is tattoed in Helvetica.

Te vas a un concierto de AC/DC, yo a uno de Au revoir Simone... ¿Cuándo íbamos a conocernos?
Un día. Hola somos tan imprecisos como el 15/16 de septiembre.
Extraño tu calor.
Tus besos.
Me pongo de malas.

Me haces falta a las pocas horas de haberte dejado de ver.
Sí, soy una cursi...

8 de diciembre de 2009

Mortality is around me.


Un día quiero tener un libro de constelaciones, un telescopio.
Un cielo propio.

La mitad de mi techo se convierte en una república mexicana hecha con estrellas.

Hoy quiero ser una estrella
¿Cuánto tiempo viviría?

Hola Matilda.


A veces me hundo en la cresta ilíaca, otras nadie me verá llorar.

(me detengo en frases subrayadas de ese libro y sí un par de lágrimas no tendrían miedo de escaparse... Me he vuelto tan mujer que a veces me dan escalofríos)

7 de diciembre de 2009

Un mapa en su espalda.


Al no tener más post it flags me dedico a romper servilletas. Como si las devorara, "hola, me hice adicta al café gracias a la mística" o mejor... "buenas tardes me hice adicta al café porque tenía que soñar primero y después el mundo despertaría" no... no, NO.
"No me hice adicta a nada, más que al olor de los libros usados, a unos cuantos versos de diferentes poetas. A la voz de las mujeres que escriben. A la biblioteca que cierra a las dos de la mañana"

¿Cuándo me cansaré de este mi sueño?
Espero que nunca, espero que siempre. No. Nuevamente no quiero escapar de algo que siempre he amado.

¿y tú mujer también leíste Mujercitas y quisiste ser Jo?

Cuando empezamos... (Es pregunta y también una frase al aire)

Postdata: También me hice adicta al café gracias a una chica de cabello largo e historias enredadas en este y al sabor de mi novio después de una taza de éste.

6 de diciembre de 2009

¿Te imaginas que sólo nos quede el papel escrito con lápiz?


Courier New doble espacio, por favor.
Una cucharada y media de azúcar.
No.
Ya no me quedan palabras. Sólo el miedo a la hoja en blanco.
Mucho gusto, bienvenido.

Han pasado horas, días (sí, eso es lo más probable) sin embargo. El sueño nunca será el primero y ahorita sólo pienso en las maravillas que ofrece mi cama. Tengo un ensayo, pero les he perdido tanto el miedo, que pienso dormir y despertar mañana para hacerlo.

Juana Inés.
Me gustaría que mis ideas del papel escrito en borrones valiera más que mi ensayo. Sentimentalmente funciona mejor. Cursi (eso he sido siempre).

Voy a voler a preguntarme todo, desde las metáforas hasta las divisiones. ¿Qué tan importante es estar dormida mientras el mundo despierta... era al revés.

Siento y respiro,

5 de diciembre de 2009

Finales.


Estoy en la semana en la que contextos/libros por leer/ideas fugaces y peligros inminentes quedan en la lista de espera, en la lista de deseos...
En este momento lo que ocupa es sobrevivir mis finales, tengo cuatro trabajos (y en este momento siento que no lo lograré, pero al final siempre sucede):
-Primero sueño de Sor Juana
-Poesía mística de Santa Teresa
-Antología de paradigmas poéticos
-Análisis del ensayo "Una habitación desordenada"

Pero ya que disfruté de Guadalajara, compré libros, adelanté La muerte me da, disfruté a mi novio. Ahora sí puedo sentarme a escribir, que las tazas de café se derramen, que los relojes sigan y sigan pero que nunca se me acabe el tiempo.

Tengo ya ganas de empezar, mañana será un día largo y bonito.

No hay nada más sorprenderte que ver al calendario caerse.
De prontito.

Tus pestañas.

Hola asustado:
¿Te he dicho cuánto te amo?
Sí, millones.

29 de noviembre de 2009

Fuera de contexto.

Foto: Iris Cogolludo (amiga y fotógrafa)

A veces estamos lejos (quisiera estar más cerca ¿o en realidad más). La verdad es que ella no sabe dónde está parada, su ropa, su mirada, el delineado de sus ojos está fuera de lugar. Nunca se cepilló el cabello más de tres veces al día, nunca durmió en la posición que el médico le dijo... nunca, nunca, nunca. Y ahora ahí parada frente a un letrero que dice:

Ella sacudió la cabeza como su despertara de un sueño.
-Es el caballo de Miguel Páramo, que galopa por el camino de la media luna.
-¿Entonces vive alguien en la Media Luna?
-No, allí no vive nadie.
-¿Entonces?
-Solamente es el caballo que va y viene.
(Juan Rulfo, Pedo Páramo)

(Was I there?...)

En realidad el texto estaba descontextualizado, como ella, que en ese momento podría ser la princesa de Mónaco o una historia más en frente de un aparador.

A veces ella y yo somos imágenes (matrioshkas).

24 de noviembre de 2009

Esta semana...

(quise poner una foto que me hiciera MUY feliz)

1. Puntos Suspensivos... programa final. (Done)
2. Examen de economía. (Done with studying)
3. Examen Siglo de Oro. (Done with studying)
4. Ensayo-análisis Andrés Bello. (Miércoles)
5. Corregir ensayo Nouvelle Vague. (Jueves)
6. Argumentación en el texto de ¿Cortazar? (Jueves)
7. Presentación Vanguardias. (Viernes)
8. FIL @ GDL (Sábado)

Más lo que se acumule y lo que no tengo idea que hay que hacer para Hispanoamericana, la clase en la que más he puesto atención y menos he leído.
Sé que mi entrada es estresante pero son las 3.14 de la mañana, sigo bajo efectos de red bull y sigo pensando en que la frase más rescatable de todo el libro de economía es:
"Por cada novelista bien pagado hay cientos de escritores en apuros" Benditos economistas, están locos. LOCOS.

Y ya hablando en términos marginales, espero espero tener más horas de sueño en la semana y poder fiestear antes de irme a GDL. Sí, que simple y poco marginal pero me da miedo que la pendiente se me estanque y después los precios se me suben hasta los cielos, ahí sí mi Q va a tener que quedarse en lo anterior, que bueno que tengo acordeón (permitido por el profesor).

22 de noviembre de 2009

CocoRosie as a memoir...


Mientras las letras que se refieren al Quijote te marean, te consumen, te divierten, te aburren, las amas... bueno sí una serie de antítesis que representan el tema actual de Siglo de Oro. En fin, ese no es el tema. El recuerdo si lo es, de un momento en mi vida en el que conocí a las chicas de la voz ¿rota? Sí, con Beautiful Boyz las conocí (gracias a un amigo) y ahora sólo me traen a la mente colores, climas diferentes, mi cuarto y mi otro yo, aquel en el que todavía no estaba cien por ciento segura de quien era yo.

Que raro que esa sensación de seguridad me la den ellas, que con sus canciones tan ¿macabras? me dan tranquilidad y un entendimiento de mí misma por ellas mismas.

Seguimos recordando la belleza mística. Sí.

First: we take Manhattan.


I remember you well in the Chelsea Hotel... if you want another kind of love I'll wear a mask for you, but New York is cold and I hear that your building your little house, come over the window my little darling; we are ugly but we have the music (and your famous bue raincoat).

La estéti ca del pasti che.

I know...


Sé que no debería de estar orgullosa de esto (pero sí lo estoy) y tengo un novio que cuida a su novia borracha, sí, y además bailo y bailo como si esa noche fuera el último día en el que el ritmo y mi cuerpo se fueran a sentir.

Tengo razones para encontrarme en el estado en el que estoy...

21 de noviembre de 2009

El amor siempre ocurre después, en retrospectiva.


Sabe a sal, a sudor, a sargazo. Cuando la palabra sargazo se detiene dentro de su cabeza, él también se inmoviliza. Nunca ha probado el sargazo antes; no tiene la menor idea de cuál es su sabor o su olor o su textura. Pero el sexo de la mujer, está seguro, sabe a sargazo. Huele a sargazo. Tiene la textura del sargazo. Y él se hunde dentro del sargazo como dentro de un sabor recién inventado o descubierto o bautizado. Un bosque de sargazos. Se lo dice después así, en voz baja, "sabes a un bosque de sargazos", y la mujer no hace otra cosa más que sonreírse en siencio, como si estuviera a solas. Como si todo mundo supiera que el sexo femenino es un bosque de sargazos y él fuera el último en haberse dado cuenta de ello. Y, a solas, precisamente a solas, siempre a solas, la mujer abre las piernas con suma naturalidad, como si en realidad estuviera haciendo otra cosa o desgajándose justo a tiempo, y observa al hombre que introduce la lengua, la nariz, un dedo, dos, su sexo mismo, en el bosque de sargazos.
–Y tu sabes a hombre –le dice luego de un rato sin abrir los ojos.
Su comentario lo hace sonreír también. La perfección de la tautología. Se incorpora sobre la cama; la ve. Coloca dos de sus dedos dentro de su propia boca masculina y repara el equívoco: ahora el no sabe a hombre sino a mujer.
–Y a ti –susurra– También sé a ti.
Y coloca los mismos dedos dentro de la boca de la mujer. El sabor. El saber. La ambivalencia de un verbo.
No sabe cómo llegó a ese momento. Si se lo preguntaran ahora, si le preguntaran cómo llegó a introducir sus dedos primero en el sexo que es un bosque y un bosque de sargazos y, luego, en la boca femenina, no sabría que responder.
Si le preguntaran lo que sabe tendría que cerrar los ojos e inventar un universo ajeno.
Cristina Rivera Garza
Lo Anterior (92,93)

17 de noviembre de 2009

Yo sé lo que es estar en el País de las Maravillas.

Alguien me explica que se siente flotar en una taza de té. No, tú no. Quisiera que mejor me sirvieras una taza de chocolate, probablemente un pan de esos que no se deshacen cuando los sumerges... Quiero dormir toda una noche entera, cerrar los ojos a las 8 de la noche y despertar a su lado. ¿Cuántos poemas he leído? Probablemente los suficientes para poder pensar en términos poéticos, pero muy pocos para tener las palabras adecuadas para definir sentimientos.

Hola.. ¿te has sentido a un paso de caerte? Los teléfonos ya no deberían contestarse, sólo hacen ruido, allá afuera todos quieren caerse y yo también quise hacerlo un día; pero esperé y encontré su nombre en las hojas de mi té, en la lectura del café. No necesito poesía, necesito palabras y ya después nos arreglamos. ¿Señor, tiene cambio? Solamente quiero un par de rosas de las que están allá, para decorar mi cuarto, ponerle un poco de dulce a este ambiente tan lleno de espacio simple.

Entonces un conejo saltó de una película en blanco y negro. Yo le puse pausa a esa película, senté al conejo a mi lado, le pedí compañía mientras él llegaba. Me puse a colorear la pantalla, me entretuve en los colores más brillantes y el reloj no dejaba de sonar. Preferí abrirle la puerta al estúpido conejo y sentarme yo sóla con la muerte me da y Sylvia Plath por si el frío que entraba por la puerta abierta no traía a él que sabe cuál es mi lugar favorito.

Y si no llega me sumergo en ese estante donde hay nuevos peces como libros, sombras como días del calendario y al final el tiempo que llevamos no es nada comparado con todo lo que sabemos que en realidad llevamos, tantas noches, tantas tazas de algo que ya no sabemos si es té o es café. Sólo sabemos amar, al final de cuentas la vida sucede.

Sí, definitivamente yo no soy Alicia, pero sé lo que es vivir en el País de las Maravillas:

4 de noviembre de 2009

Hay jirafas en el mar... también.


He leído veinte veces la misma página, he caminado en un espacio de 7 metros cuadrados sin rumbo alguno. Se me va todo. Sin embargo, tengo control. No tengo miedo, tengo un libro nuevo. Dos... Muchos. Y sigo durmiendo a más tardar a las dos de la mañana. Quiero borrar las playlists que ahora son pasado. Hacerte una, hacerme una. Y sentarme un rato a llorar esta felicidad cual falso pastor del Quijote... hablemos de Marcela. Pero prefiero hablar de Cardenio y como enloqueció. Hola iré a una feria del libro (a la más importante).
A veces abro los ojos y las estrellas brillan más que nunca. Él abajo.

2 de noviembre de 2009

Franny Glass.


Aunque no había nada notablemente extraño en su modo de andar mientras cruzaba el vestíbulo- Ni se demoraba, ni se apresuraba-, se iba transformando curiosamene a medida que avanzaba. Producía la viva impresión de rejuvenecr a cada paso que daba. Es posible que los vestíbulos largos, más los efectos secundarios de las lágrimas, más el timbre de un teléfono, más el olor a pintura fresca, más los periódicos en el suelo; es posible que la suma de todos estos factores fuese para ella igual a un cochecito de muñecas. En cualquier caso, para cuand llegó a la puerta del dormitorio de sus padres, su elegante bata de seda, -el emblema quizá, de todo lo chic y fatale en la alcoba- parecía haberse convertido en una bata de lana de niña

29 de octubre de 2009

Te amo.


I never loved nobody foolly, always one foot on the ground, and by protecting my heart trully...
Te amo, es la primera vez que se lo digo a alguien y eres la mejor persona a la que se lo puedo decir.
Mis sentimientos están aquí, contigo.

28 de octubre de 2009

Gracias...

Y el premio para mejor programa es para... PUNTOS SUSPENSIVOS...
(Aquí van palabras, sentimientos, ausencia de palabras, orgullo, ganas de llorar, felicidad, éxito y tantos resultados de un excelente trabajo en equipo)

Gracias María Inés y Bruno, sin ustedes no hay nosotros.
Y esta felicidad no la comparo con nada. Es pura.

Gracias también a toda nuestra audiencia, nosotros también somos la de ustedes.

Meet me at Lookout point.


Por ahí se dice que sólo Judy puede soñar con caballos, otros dicen que sólo ella puede meterse debajo de las sábanas con su lámpara. Yo digo que puedo enredarme estrellas en el cabello y rescatarme de que me coma un pulpo de 45 tentáculos. Sí, tengo ansias. ¿Un ataque de pánico? ¿Miedo? Todo se sube poco a poco, como la marea del mar que extraño tanto.

Estoy sentada con mi computadora en las piernas, una cobija al lado mío, dos libros de la Nouvelle Vague, tengo puesta la chamarra de mi novio, el recuerdo de un fin de semana muy bonito. Sí, no debería de tener ni una pizca de miedo... pero. PERO. Esa magnífica palabra que se enreda en la garganta y que por más que le soples no desaparece. ¿Cuántas responsabilidades vas adquiriendo conforme pasan los años? Hola, tengo 19 años y hasta debajo de las sábanas me hace falta la lámpara de Judy.

Las ventanas quieren explotar (¿?) Las campanas tienen melodías predefinidas. Y ese dolor que también es ausencia se cuela por mi mente, si no me mantengo ocupada necesitaré más dulces. Estoy enamorada y probablemente es eso lo que me hace tener tantos sentimientos, que son como las luces del techo de la casa de al lado (complicado, sí así, exactamente).Sí y vivimos y reímos, ¿alguien sabe como permanecer en la película?

Pronto pasará, espero que suceda. Oigan, sería muy feliz. Querido cosmos, no te pido mucho, solo eso. Eso. Y mis planes siempre van hacia arriba. ¿Cómo me como el mundo?
No, no es necesario. Mejor lo guardo de postre.

¿Nos habíamos visto antes? Sí, en Mayo, en las calles. (La juventud efímera del 68).

Inside and out.

Afuera llueve, mientras yo tengo discusiones con Petrarca y Villon. La noche no se me acaba y esta tendencia de dormir hasta las 3 de la mañana ya se me está haciendo una costumbre. Afuera llueve y probablemente hay niños que salpican a las otras personas.
¿Han visto niños a las dos de la mañana en el súper?
Bueno, a veces uno ya no entiende nada. Y yo, a estas horas todavía tengo que escribir la segunda parte de como desenredar mi cabello.
Que no deje de sonar la lluvia hasta que le de formato a mi ensayo:
-Courier New.
-12 pts.
-Interlineado doble.
-Muchas hojas y no tantas en realidad.

26 de octubre de 2009

Querido París del 68:

¿Qué diferencia hay entre un estudiante y un obrero?
Quiero convertirte esta noche en una película en un pedacito de pared vacía. Escuchar tus gritos, correr entre los carros incendiándose, ser testigo por un momentito de todo eso que pasó. Cuántas voces gritaron tu libertad y te anhelaron. Hola París, déjame ser una más o una menos. Vivirte, sentirte y poder ver tantas películas en tu palacio. Detén mi noche para que pueda contarte un cuento, escrito por una persona tan lejana a ti y tan no contemporánea al año que te estoy pidiendo. Te tengo miedo, de no poder ser la voz, ni de poder darte vida en letras. Bueno, es posible que definitivamente no te reviva.
Paris je t'aime, reponde moi ma question.
Bisous,
Pao.

Puntos Suspensivos...

A través de las ondas sonoras nos escuchamos.
Resulta que tengo un programa con dos compañeros de la carrera y hablamos de todo y de todos y de nada a veces. Es todos los lunes de 7 a 9 de la noche, nos pueden escuchar por Elocuencia8080 (Sólo denle click y ahí estarán).


Esto somos nosotros:
Tres estudiantes de literatura uno piensa y piensa y en medio de sus pensamientos encuentra palabras elocuentes y abstracciones. La otra se sumerge en tazas de café y presentes efímeros, la naturaleza y los cuentos se enredan en su cabello. La última sobrevive entre sueños y libros de colores estridentes, piensa en el discurso femenino y en el fracaso (a veces no tan fracasado) de lo contemporáneo.

También tenemos página en Facebook para que estén al pendiente de las últimas noticias y adelantitos del programa. Denle click aquí: Puntos Suspensivos...

Ah! Y no olviden votar por nosotros para ganar algún premio en el aniversario de la estación de radio, denle click aquí: Votaaaaaa

25 de octubre de 2009

Mi querida.


En mi ventana el cielo explota, miles de fracciones caen y vuelven a reconstruirse.
He contado historias, me enamoré con ella. Aquí vamos sucediendo, mientras yo tejo nuevos significados ella quiere hablar.
¿Cuántas palabras no guardará el cristal que te compone?

Fireworks in my window.

24 de octubre de 2009

21 de octubre de 2009

Lovely head.

Nos gusta hacernos los tontos. Jugar a las escondidas entre las sábanas y a veces somos grandes. Ahí está para ayudarme a mediar con mis arranques tan literarios. He's my unknown.

20 de octubre de 2009

And my dream of horses.

Hoy me sentí un poco así:

Judy got a book at school
She went under the cover with her torch
She fell asleep until it was morning
She dreamt about the girl who stole a horse
Judy never felt so good except when she was sleeping.

13 de octubre de 2009

Seguimos robando manzanas.


Sola, la muy dulce manzana en la alta rama rojea, alta en la más alta; la olvidaron los recolectores.
No, en verdad, la olvidaron; pero no pudieron lograrla.

Y en sus ojos el negro letargo de la noche.

Safo.

11 de octubre de 2009

10 de octubre de 2009.


First day of my life.
(O cuando nos conocimos por primera vez?)
(O cuando te besé por primera vez?)
(O cuando fuiste la primera persona que vi al despertar?)

Ayer decidimos ser una parte más que real en nuestras vidas.

Y te quiero, como nunca he querido a nadie.

Un día ella encontró a su Mr. Unknown, cuestión de paciencia (pero existe).

7 de octubre de 2009

Código de barras.


¿Qué crees? En medio de la nada, de los espacios en blanco, de la transparencia. Qué se yo.
Alguien explíqueme si las palabras salen corriendo y se esconden detrás de las barras negras.

Oigan oigan oigan. Alguna vez se han preguntado qué es eso que está detrás de los árboles, no, no es la sombra. Solamente son reflejos de esos momentos que perdimos pensando en cosas que ni iban en ese momento, ni tenían ganas de existir.

Por eso mejor que se quede callado el viento, hace unos días que no quiere entrar por mi ventana. Probablemente le tiene miedo al perfume nuevo del cuarto o al hielo que a veces entra por la puerta y aún no sé de donde viene.

¿Sabes qué? Compraré un ventilador, este calor aumenta y bueno borraré con gasolina el código de barras, será mejor que las palabras no se escondan.

5 de octubre de 2009

Él.


Y yo tengo un chico que me hace sentir.

Y no es artista ni filósofo, solamente es (y bastante político).
Cuando me besa me dice que me quiere mucho.
Nos reímos de mis chistes malos y de los suyos.
Cuando apagamos la luz contamos estrellas que forman la república mexicana.
Se llama José y a veces me habla de impuestos.
Corremos de la lluvia y cuando llegamos a casita me hace cambiarme a ropa calientita.
Vemos películas mientras yo me comporto inadecuadamente.
Recorre mi geografía en días de otoño.
Se pone de malas porque perdió su equipo y se disfraza.
Come gomitas naranjas y verdes.

He's the one for me, I'm the one for him.

Un plus: es muy guapo, muy alto y muy inteligente.
P.d: Fíjense nomás, me salió lo cursi.

27 de septiembre de 2009

Avellana.


Un día dos personas crean su lenguaje.
Lo comparten, lo deshacen... crean figuras retóricas.

(.sfnjk,fmdf,dl)

Aquí estamos compartiendo un momento. Sintiéndome cerca de ti y tu pecho es mi lugar favorito para dormir, consentirme.

Somos soñadores ¿lo sabes?

Tequieromucho.

24 de septiembre de 2009

Como María Antonieta.

Así me siento cuando estamos juntos.

17 de septiembre de 2009

Polifonía.

Me gusta escuchar voces en medio de los textos, su textura a veces imita a la de las plumas del ave que aún no he visto.
Y el otro también tú lo reconoces, ¿verdad geniecillo?

(ñoñísima)

12 de septiembre de 2009

Galletita.


Hoy es un buen día para ser tú.

(Claro, yo y a veces otro) Ya no pensar tanto podría ser la mejor opción de todas, pero si ser yo implica el proceso constante de pensamiento ¿Quién quieren que sea?

La única verdad es que ser yo implica querer mucho a los que me rodean, comer pizzita, hablar hasta que las neuronas se me sequen (por que con la boca no pasa).

Hay muchos corazones que laten por todo.

9 de septiembre de 2009

Tacones en vez de tenis.

Ya me decidí.
Para no salir corriendo dejaré los tenis en el cuarto y me pondré tacones, puede que me doble el pie y eso haga que mi permanencia se note más.
Sí. Me quedo, en todo el descifrar...

4 de septiembre de 2009

Caprichos.

Este fin de semana quiero:
· Pizza.
· Helado de chocolate, fresa o nuez (nunca se me antojan, ahora los quiero).
· Mi camita.
· Un librito.
· Mis amiguitos.

(somos sumas mermadas de infinitas restas) Siempre.

Un día.

Me di cuenta de quien era. Y lo complicado que se me hace fingir que no soy quien soy.
¿Y quién soy?
Un libro, un té, una película, dulces, una conversación, un abrazo, un infinito y casi siempre una sirena.

3 de septiembre de 2009

Somos infinito.


En las noches más oscuras las estrellas brillan más. Principios básicos ¿no? Pero tus ojos brillan más (o menos), nuestras pieles, los relojes de los animales. Y todo aquello que es absurdo para vernos como esa nada debajo de ese todo. ¿Cuántas veces al día tienes miedo?
¿Millones? ¿Sólo mil? ¿Una? Los conejos que viven detrás de las rocas preguntan todo lo que se ha podido preguntar (aquí sólo tres básicas):
1. ¿De qué lado duermen los osos panda?
2. ¿Por qué no hay eucaliptos en México?
3. ¿Qué sienten los seres humanos?

En medio de la luna puede que si haya aire, en medio de ese sembradío que se ve a través de la ventana, no sólo hay conejos, también está todo aquello que alguna vez soñó un hombre enredado en sus sábanas.

Ten miedo, porque las estrellas pueden caerse. Hoy, mañana--------- ayer.

2 de septiembre de 2009

Momento:recuerdo

I promise to stop loving you tomorrow.

¿Te acuerdas?

Yo trato de no hacerlo.

1 de septiembre de 2009

Ella y yo.


¿Alguna vez hablé de la soledad de mi carrera?
La literatura y yo.
Los signos y yo.
El lenguaje y la manera en la que me ahorca.

Todo es otro
(que les quede bien bien claro)

vamos cayendo.


Somos como puntos suspendidos en el aire. Hasta que un día se convierten en determinaciones... sí, el lector llenó el espacio en blanco y dedujo que todo era por tal situación. ¿Entonces? Alguien llenó los espacios vacíos que tenía el día de hoy y fueron palabras que dolieron... limón en una herida semiabierta.

Un humano es esa entelequia... olvidamos ser nosotros. Quisiera ser una sirena y así pasar al imaginario de la sociedad y no ser ya una unidad constante.

Hoy olvidé para poder rescatar mis ideas del limbo. Aquí no sucedemos.