21 de octubre de 2008

L'homme biologique.


A veces los edificios son muy altos, otras veces tu buen humor se ve interrumpido por un comentario amargo, sin embargo hay un factor biológico llamado: endorfinas que juegan contigo y se entretienen en tu cuerpo, analizando cada lugar para ver de que manera sonríes, te emocionas: sientes. 

Nunca pensé que la biología desencadenara tantos suspiros, imitara tanto al chico ideal o simplemente desencadera tantas miradas discretas, que hablan mucho por sí solas, pero callan tanto. Vaya ironía. Siento el corazón palpitar y de pronto detenerse querer ubicar en el calendario lunes y miércoles desde que entendí tu sonrisa.

Ay no, no sé ni que estoy pensando ni en que lugar estoy viviendo, solamente sé que estoy sintiendo y perdiéndome en el ir y venir de esas horas que pasamos juntos. 
Desde los celos, hasta la celotipia, desde la locura hasta la cordura, desde el quiero huir hasta el quiero pertencer.

Probablemente aquí cabe el poema de Mi Lumía, esa necesidad de escupir palabras por escupirlas, porque no sé que significan o que sentir. Solamente sé que la química hace de las suyas y yo no quiero ni moverme, porque todo es poéticamente delicado y si sucede que suceda, no estoy dispuesta a mover mucho las piezas. 

Siento bonito y sentir bonito me encanta y biological es mi canción o querré decir nuestra. Blah pura palabrería jaja.

2 comentarios:

june dijo...

y lo publicaste a las 11:11
so make a wish y yo deseare por ti tmb.
creo q sera lo mismoo :)
teamopaou.

Pao. dijo...

aw ♥