11 de noviembre de 2008

Estilo indirecto libre (proyectarse después de la clase de narrativa)


Eventualmente escuchamos voces que van implícitas, ecos que siempre se van a quedar ¿Qué pasa entonces con el silencio? Tenemos palabras favoritas, esas que nunca dejamos de usar y personas que nunca pasan de moda, sueños que se estacionaron en el lugar para discapacitados y ahora nos multan por lugar equivocado. Recuerdo que antes no había presión alguna por escribir lo que fuera, pero ya que conoces a todos aquellos que sugirieron mejores formas para expresar algo, todo es diferente y ya que encuentras tu futuro, empiezas a anotar alrededor de él millones de situaciones, lugares comunes, metáforas, a veces no encuentras una sola palabra para expresarlo y recurres a diccionarios pero hay voces que escuchas dentro de un texto: "Madame Bovary y quedarse dormida a la segunda página después del fondue"

Simplemente es la cuestión de estar en el momento y con las circunstancias que deseas, un poco hastiada por hombres que su intensidad se pasa de los límites y hastían, pero finalmente darte cuenta de que para escribir las páginas de "El sujeto" necesitas recorrer geografías y adentrarte más en la simultaneidad del discurso: Flaubert

(y la presión de escribir al público de una manera diferente, raro).

11/11 11:11.

2 comentarios:

dabi dijo...

& con escribir raro es mejor todo?
si, bueno no sé
pero eso de innovar es lo de hoy
siempre es asi
si no donde quedaria nuestra evolucion ;O
ya extrañaba tu blog
& si que me costó encontrarlo ;D

.Rvine dijo...

chale esta chido tu escrito saludos...