29 de diciembre de 2009

Una cama y tantas vidas.




A veces uno piensa en las hojas en blanco y otras tantas en las sábanas. Cuantas historias, no? Cuántas vidas. A veces. Siento que en esta cama hay hogar pero también ideas. Tengo hambre y curiosidad, porque quiero devorarme el libro y no dejar de disfrutar el mágico olor de las revistas.
Nadie aquí piensa en escarabajos, solo un par de fotografías para no dejar de pensar en eso llamado futuro.
Por cierto, ya es momento de empezar el siguiente diario. Uno de recordar sueños y pensar en todo eso. Tengo hambre.

1 comentario:

lavelle dijo...

thankyou for your comment! glad that you found my blog and that i got to find yours! xx