27 de junio de 2009

If a dress could talk.

Realmente ¿Qué diría?:
· Que alguien me quiso demasiado en una noche y luego me olvidó.
· Que le perdí un botón.
· Que con su suavidad me detuvo del colapso.
· Que soy frágil.
· Que guarda heridas.
·Que aprendí a depilarme las piernas con frecuencia.
· Que crecí y olvidé su nombre.

Probablemente todas esas opciones y más. Entre el vestido y yo se crean juramentos que pretenden no romperse. Un tipo de alianza en la que los secretos se guardan y la cabeza nunca se agacha. Juntos nos atrevemos a ser. Porque una de las grandes maravillas de ser mujer es la magia que enreda un vestido, el cuerpo sintiendo la tela y tú sabiéndote cada día más lejos de ser la niña chiquita que perdió su tortuga.

Un día escaparé y en mi maleta sólo habrán libros, papeles, plumas y vestidos. Lo demás me lo encontraré en el camino.

1 comentario:

✩ Vale dijo...

Llevarás muchos o pocos libros? porque ya sabes cuanto pesan las maletas con "algunos" libros. Te quiero.